Gobierno Bolivariano IPC
Domingo, 26 de Octubre de 2014

Museo Nacional de Historia, patrimonio cultural.

Con espacios emblemáticos y un valioso patrimonio de más de cien mil piezas, el Museo Nacional de Historia (MNH), ubicado en el majestuoso Castillo de Chapultepec, cumplirá el próximo 27 de septiembre 69 años de su fundación y de dar cuenta del desarrollo de la nación e identidad mexicana.


Ubicado en el cerro del Chapulín, el recinto abrió sus puertas al público en 1944, luego que el presidente Lázaro Cárdenas donó el inmueble a la nación y su principal acervo provino, en ese entonces, del Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía, ubicado en la calle de Moneda, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Las colecciones de pinturas, objetos personales, esculturas, mobiliario antiguo, monedas, banderas, documentos, indumentaria, accesorios, tecnología y armas, entre otros, ofrecen al visitante un recorrido en la construcción de México con victorias y derrotas, que en su conjunto forjaron a la nación.

El inmueble por sí solo posee una vasta historia, pues fue construido en el Bosque de Chapultepec, una zona con formación geológica de origen volcánico y que sirvió como asentamiento para pueblos prehispánicos.

El Castillo de Chapultepec, cuyos trabajos de construcción se iniciaron 16 de agosto de 1785 en la antigua ermita dedicada al arcángel San Miguel en la cima del cerro, ha tenido múltiples usos: fue Archivo General de la Nueva España, sede del Colegio Militar, residencia presidencial e imperial, observatorio astronómico y ahora museo.

Ese espacio ha sido testigo de importantes hechos históricos, entre los más memorables destacan la defensa de los Niños Héroes en la intervención estadunidense en 1847 y el recorrido del presidente Francisco I. Madero de este lugar hacia Palacio Nacional conocido como la Marcha de la Lealtad y que culminó con la Decena Trágica en 1913, explicó la directora del museo Cristina Gómez Álvarez.

La construcción, edificada a dos mil 325 metros sobre el nivel del mar, fue adquirida por el Ayuntamiento de la Ciudad de México, en 1806 y durante la Independencia (1810-1821) el bosque y El Alcázar quedaron resguardados.

El recinto tuvo reconstrucciones, modificaciones y adaptaciones en su arquitectura, debido a los daños que le causaron los ataques del ejército estadunidense los días 12 y 13 de septiembre de 1847, la construcción de algunos cuartos en el segundo piso del Alcázar durante el mandato del presidente Miguel Miramón (1859-1860).

De igual manera, las adecuaciones que hicieron arquitectos austriacos, franceses, belgas y mexicanos en lo que había sido el jardín del Palacio Virreinal por mandato de Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota, sin embargo tras la caída del imperio en 1867, el edificio quedó en el abandono hasta 1872.

En 1876 se decretó establecer en Chapultepec el Observatorio Astronómico, Meteorológico y Magnético, el cual fue inaugurado dos años más tarde y sólo funcionó hasta 1883, año en que fue trasladado al edificio del ex arzobispado en Tacubaya, debido al regreso del Colegio Militar y su adaptación como residencia presidencial.

El Castillo también sufrió adecuaciones durante la gestión del general Porfirio Díaz, época en la que se edificaron las áreas destinadas al Colegio Militar y a la residencia presidencial, actualmente conocida como El Alcázar.

Luego fue habitado por presidentes emanados de la Revolución Mexicana como Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y por último Abelardo Rodríguez.

De acuerdo con información del MNH difundida en su página web, el 3 de febrero de 1939, el presidente Lázaro Cárdenas, expidió la Ley Orgánica que creó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y en la cual consideró al Castillo de Chapultepec como patrimonio nacional y sede del MNH.

El museo abrió sus puertas al público el 27 de septiembre de 1944 y desde entonces su acervo se ha incrementado y enriquecido a lo largo de sus más de seis décadas de existencia.

En las salas de exposición y mediante objetos, mobiliario, pinturas y documentos históricos, los visitantes pueden hacer un recorrido histórico desde la época prehispánica de los siglos XV y XVI, la época colonial y la del México independiente.

La directora del MNH refirió que con motivo del 69 aniversario de la fundación del recinto se llevarán a cabo diferentes actividades que empezarán desde las 10:00 horas del próximo viernes 27 con una conferencia sobre la historia del museo.

“Después habrá una visita a los jardines del Alcázar para que quienes asistan conozcan que el trazo que hoy tienen los jardines se debe a la época de Maximiliano, más tarde se trasladarán al patio de cañones en donde se encuentran unas pinturas de Las Bacantes y a las 16:00 horas se finalizará con un concierto sobre la música del Siglo XIX”, detalló.

En esos espacios pueden admirarse obras de pintura mural realizadas por artistas entre los años 1933 y 1970 entre las que destacan La fusión de dos culturas y La Constitución de 1917 de Jorge González Camarena; El Retablo de la Independencia, El feudalismo porfirista y Sufragio Efectivo, no Reelección de Juan O´Gorman; La Reforma y la caída del Imperio de José Clemente Orozco, y Del Porfirismo a la Revolución de David Alfaro Siqueiros.

En la zona del Alcázar, sus espacios están ambientados con muebles, enseres domésticos, joyas, pinturas y diversos objetos relacionados principalmente con la época en la que lo habitaron los emperadores Maximiliano y Carlota.

También con muebles, pinturas y diversos objetos vinculados con el presidente Porfirio Díaz y su esposa Carmen Romero Rubio, además se encuentra la sala de la Batalla de Chapultepec, el Caballero Alto y los jardines, que respetan el diseño que debieron tener en el decenio de 1864-1874.

“El museo tiene muchas piezas que fueron heredadas del primer museo que se funda en 1825 como los retratos de los virreyes y la colección se ha venido enriqueciendo a lo largo de los siglos XIX y XX, con un gran valor histórico, por ejemplo las banderas más importantes en el movimiento de la Independencia”, destacó Cristina Gómez.

Aunque el castillo es un muy visitado y es un referente para muchos estudiantes, sin embargo, la mayoría de quienes asisten no tienen conciencia que se encuentran en el museo de historia más importante del país.

“Este museo tiene carácter nacional, no es un museo más de historia, la gente lo identifica como el Castillo y no hace conciencia que es un museo nacional y que su riqueza concentra más de 100 mil piezas en sus colecciones”, puntualizó la también doctora en Historia.

Al ser un espacio cultural para todo tipo de público, el museo también brinda diversos servicios como visitas guiadas a estudiantes, biblioteca, fundada en 1972 y con un acervo de más de cinco mil ejemplares; videoteca, fototeca y la tienda, se puede adquirir una útil guía del recinto, así como también folletos, postales y reproducciones de piezas de orfebrería, entre otros.

Asimismo, el museo posee información en Internet, mediante la página web http://www.mnh.inah.gob.mx, donde los estudiantes pueden acceder a información del museo y lista para imprimirse en las secciones “¿Te lo dejaron de tarea?” y “Para pequeños y no tanto”.

El horario de servicio del museo es de martes a domingo, de 9:00 a 17:00 horas; la entrada cuesta 45 pesos; y el acceso es libre los domingos y para niños menores de 13 años, personas discapacitadas, adultos mayores, pensionados y jubilados con credencial, maestros y estudiantes con credencial vigente.

A fin de conservar el patrimonio histórico, no se permite introducir al museo mochilas ni bultos voluminosos, los cuales deben permanecer en el área de resguardo, ni introducir alimentos ni bebidas.

El recinto museístico se encuentra en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec y se puede acceder por la avenida Paseo de la Reforma, el Circuito Interior, la avenida Constituyentes y por las estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Auditorio y Chapultepec.