Enlaces de Interes

Publicaciones IPC

Publicaciones IPC

PRENSA IPC- 19.07.17

En el Instituto del Patrimonio Cultural (IPC) se realizó el primer “Encuentro de Jóvenes por el Patrimonio Cultural de Caracas” para promover la divulgación y visibiliización del patrimonio cultural en la ciudad capital.

La actividad que fue organizada por el IPC y Fundapatrimonio se llevó a cabo en la Villa Santa Inés, ubicada en Caño Amarillo, y contó con la participación de unos 50 jóvenes.

Rocío Soto, directora general de Fundapatrimonio expresó durante el inició de la actividad la importancia de vincular la juventud con el patrimonio, como elementos fundamentales para la protección y reconocimiento de esas manifestaciones y expresiones culturales que conforman nuestra diversidad. Además catalogó a cada uno de los participantes como “garantes del patrimonio”.

Soto también aplaudió esta iniciativa, donde se escucharon diferentes experiencias que promueven el conocimiento cultural, socio-productivo, turístico, gastronómico, de producción alimenticia, entre otros, con el único propósito de rescatar en la juventud venezolana espacios comunes y de desarrollo cultural para el beneficio colectivo.

Esta actividad que se realiza en el marco de los 450 años del Aniversario de Caracas, a celebrarse el venidero 25 de julio, busca crear un espacio de encuentro que permita visibilizar y reconocer experiencias generadas de comunidades, colectivos, organizaciones e instituciones orientadas a la salvaguarda y protección del patrimonio cultural.

Agricultura y música como parte del patrimonio

En el encuentro varios de los ponentes contaron sus experiencias sobre como trabajan en defensa y resguardo del patrimonio, desde iniciativas como la construcción, recuperación o restauración de un instrumento musical.

Es el caso de Alfredo Salcedo, músico, perteneciente al Centro Académico de Luthería de la Fundación Musical Simón Bolívar, con su núcleo en Caricuao, quien lleva a cabo restauración de violines.

Me gustó desde un inicio el área de recuperación, elaboración y restauración de estos instrumentos musicales. Es importante para el músico, saber los procesos de restauración de los instrumentos, esto ayuda a valorarlo más (…) Se trata de un avance en la Luthería del país (…) nuestros instrumentos en ocasiones se construyen desde cero” exclamó.

Durante su ponencia, este músico destacó durante su entrevista, las características de la materia prima para la elaboración de estos instrumentos musicales, como los tipos de maderas y formas de decoración, realizadas totalmente a mano.

Hay que recordar que el Centro Académico de Lutería (CAL) fue creado en 1982 por la Fundación Musical Simón Bolívar, con la misión de capacitar y preparar profesionales idóneos para la fabricación, mantenimiento y reparación de los instrumentos sinfónicos y populares que requieren sus agrupaciones musicales. Tal objetivo se cumple a través del Artesanos de la Música proceso de formación profesional dentro de los oficios que desempeña un lutier, en beneficio de las orquestas, bandas y otras organizaciones musicales, como un modo de crear una plataforma de desarrollo sostenido tanto para el joven que se forma como para las organizaciones musicales que atiende, refiere fundamusical.org.ve

Otro de los ponentes fue Yoandy Medina, perteneciente a la Escuela Popular de Agricultura Urbana de Macarao, quién durante la actividad explicó detalladamente el proyecto, en el cual se plantea una soberanía alimenticia, dirigida desde el compendio urbano, minimizando los costos de los alimentos respectivamente.

Por su parte, Moises Díaz, fundador y representante de la cofradía de San Juan Bautista de Antímano, también participó en este primer encuentro junto con Luis Miguel Lira, integrante de esta tradición con tan solo 2 años en ella; ambos detallaron y motivaron a los participantes en integrar y valorar dicha manifestación, en pro de la defensa y visibilización de esta devoción.

Es importante que tanto grandes como pequeños formen parte de esta tradición (…) nuestra cofradía ha trabajado de la mano con la comunidad, sin dejar a nadie por fuera (…) En mis 11 años dentro de la cofradía, muchos han sido los milagros atribuidos a San Juan Bautista (…) uno de los casos más sorprendentes para mí, fue la absoluta recuperación de un niño de la comunidad que tenía cáncer” expresó Díaz tras relatar durante su entrevista los milagros más relevantes y como los devotos celebran con alegría y algarabía el día de San Juan en su parroquia.

Tanto los ponentes como los participantes hicieron un llamado a la protección y promoción del patrimonio cultural en la ciudad de Caracas.

Prensa MPPC (11/07/2017) Al ritmo ancestral del tambor, con sangueos y cargando al Santo Patrono “que todo lo tiene y todo lo da”, entraron este martes 11 de julio los sanjuaneros a la Casa de la Cultura de Maracay, donde se efectuó el acto de acreditación como Bien de Interés Cultural de la Nación, a las 14 cofradías de San Juan Bautista más antiguas del estado Aragua, por parte del Instituto de Patrimonio Cultural ( IPC), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura.
 

Las notas del Himno Nacional fueron las que dieron comienzo al colorido acto, que marca el inicio del XII Foro de la Diversidad Cultural: Trayectoria, Frontera e Integración Nuestroamericana 2017, que adelanta la Fundación Centro de la Diversidad Cultural del MPPC en todo el país
 

El Viceministro de Identidad y Diversidad Cultural, Benito Irady, presidente del Centro de la Diversidad Cultural en compañía de Guaiquirima Castro, Autoridad Única de Cultura en la entidad Aragua; Johan Berne, presidenta de la Fundación de Museos Nacionales; Ronald Desiré, director de Interculturalidad del MPPC, y Glenys Sanguilla en representación del IPC, presidieron el acto.
 

Por su parte, colectivos y portadores de la Red de Patrimonio Inmaterial del estado Aragua: Cofradías de San Juan Bautista, el Baile de la Llora, Joropo Central y las graciosas Burras y Burriquitas , plenaron de colorido y alegría el recinto, que igualmente contó con maestros artesanos jugueteros.
 

Cultoras y cultores de la costa aragueña, Turiamo, Cuyagua, Cata, Chuao, Ocumare de la Costa, brindaron una extraordinaria muestra del toque, el canto y el baile de los pueblos originarios de la Federación de San Juan Bautista.
 

Entre las Cofradías que recibieron certificados se encuentran las de Cuyagua, Cata, Cumboto, Turiamo, Choroní y Chuao.

PRENSA IPC- 23.06.17

 

Cantos de sirenas, sangueos y alegría, fueron los elementos que rodearon este viernes 23 de junio en el encuentro de sanjuaneros en la Plaza Bolívar de Caracas, en una actividad coordinada por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura (MPPPC) y el Instituto del Patrimonio Cultural (IPC) denominada “San Juan: Toma Caracas”, y en donde participaron 17 cofradías de la ciudad capital.

 

Durante la actividad cofradías de los sectores de La Vega, San Agustín, Capuchinos, Antímano, Macarao, Propatria, Lomas de la Urdaneta, Patria Buena, El Mirador, La Cañada y el 23 de Enero, disfrutaron con cientos de otros venezolanos la alegría y la devoción por el santo en una procesión desde la Plaza Bolívar hasta el Foro Libertador, punto final del recorrido.

 

“Siempre hemos estado en las comunidades cantándole a San Juan Bautista llenos de devoción y alegría (…) somos guerreros culturales, donde ahora más que nunca el pueblo necesita paz (…) somos un pueblo cultor, un pueblo cultural, estamos llenos de esperanza” así lo dijo Alejandrina Reyes, ministra del Ministerio de la Cultura, tras su llegada junto a los Sanjuaneros al Foro Libertador.

 

La titular de Cultura también dijo que “San Juan exorcizó la muerte en Caracas. ¡Se va la muerte de Caracas! San Juan decretó territorio libre de terrorismo y de muerte”.

 

Por su parte, el presidente del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), Omar Vielma, felicitó a las cofradías que se movilizaron en Caracas para celebrar la devoción a San Juan Bautista, y afirmó que la actividad “es Revolución que se hace presente a través de la fe de un pueblo que demuestra amor, esperanza y que quiere paz”.

 

Los tambores sanjuaneros se dejaron escuchar durante el recorrido desde la Plaza Bolívar hasta el Foro Libertador, en las cercanías del Panteón Nacional. Durante la actividad grandes y pequeños, sanguearon y alzaron sus banderas de distintos colores, simulando mariposas que limpian el camino que recorrerá San Juan Bautista.

 

Este encuentro cultural promovió la devoción y la defensa de aquellas fiestas y rituales tradicionales, que desde sus inicios forman parte de nuestra identidad y diversidad cultural.

PRENSA IPC- 28.06.17

Alrededor de 20 personas entre mujeres y hombres en representación del pueblo Cumanagoto, se reunieron con funcionarios del Instituto del Patrimonio Cultural (IPC) en los espacios de la Casa de la Cultura de Píritu, estado Anzoátegui con el objetivo inicial de promover y dar a conocer el proceso de sistematización del Patrimonio Cultural de los Pueblo Indígenas, en este caso, el del pueblo Cumanagoto.

 

Durante la actividad, temas como la consulta previa sobre la sistematización, la organización de equipos de trabajos y la inscripción en la sistematización de este pueblo indígena en la página digital del registro del patrimonio cultural venezolano ó mejor conocido como el RPC-Venezuela, fueron algunos de los temas desarrollados en pro del desarrollo en el registro de estos pueblos ancestrales.

 

Tras realizar esta actividad, lo que se buscaba era registrar aquellas manifestaciones activas del pueblo Cumanagoto. Se lograron sistematizar tres manifestaciones entre ellas el Collar, La cestería y el proceso de conservación de alimentos con sal y grasas

 

Vale mencionar, que esta reunión se realizó con el apoyo del Ministerio del Poder Popular para la Educación, Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, Instituto de Idiomas Indígenas. En la jornada también se les mostró a los docentes las acciones patrimoniales del Instituto del Patrimonio Cultural hacia los pueblos y comunidades indígenas.

 

Texto: Geraldine Valor

Prensa IPC. 9 de junio. Fotógrafos, reporteros gráficos, aficionados de la fotografía y personal del Instituto del Patrimonio Cultural (IPC), recorrieron este viernes 9 de junio, los espacios de la Villa Santa Inés y sus alrededores como el Arco Inconcluso y posteriormente las áreas verdes del eje turístico El Calvario, en una cayapa fotográfica que termino en un conversatorio sobre la fotografía documental.


 

Al iniciar la actividad, los participantes pudieron disfrutar de una visita guiada por la Villa y fotografiar los elementos históricos que caracterizan a esta edificación, que fue despacho presidencial de Joaquín Crespo y actualmente es la sede del ente rector en materia patrimonial. Luego del recorrido y de cientos de tomas fotográficas, los participantes pudieron disfrutar del conversatorio, donde se explicó el desarrollo de conceptos de fotoperiodismo, fotografías documentales, y demás términos del área.


 

“La fotografía es capturar un momento de nuestras vidas (…) y es esa foto lo que muestra esta realidad, que de algún modo ha evolucionado sin darnos cuenta (…) Caracas tiene muchas cosas por descubrir, es un conjunto de épocas que deben fotografiarse” comentó Martín Ustariz, fotógrafo independiente y uno de los exponentes del conversatorio realizado en el IPC.


 

Durante la actividad, muchos de los participantes dieron a conocer que era su primera vez en los espacios de la Villa Santa Inés y que habían encontrado cosas interesantes en los espacios recorridos, considerándolos como “muestras de evolución” de esos espacios.
Ustariz quién tiene más de 40 años trabajando con la fotografía, explicó durante una entrevista, que todos debemos tener una oportunidad de conocer el pasado de Venezuela, así sea a través de la fotografía y los elementos que caracterizaron a Caracas en la época colonial.

 

 

Geraldine Valor/IPC.
 

Prensa IPC. 31 de mayo. Cultores, comunidades y trabajadores del Instituto del Patrimonio Cultural (IPC) celebraron el pasado 30 de mayo el "Velorio de la Cruz de Mayo" y la Bienvenida a junio, mes de San Juan.


 

Durante la celebración los trabajadores junto con los cultores devotos a esta manifestación, le cantaron a la Cruz rodeados de alegría y algarabía en los espacios abiertos de la Villa Santa Inés, en Caño Amarillo.

 

 

Hay que recordar que El Velorio de Cruz de Mayo es una manifestación cultural-religiosa sembrada en la tradición venezolana desde hace más de 150 años en casi todo el territorio nacional. Es una festividad de esencia cristiana que, a manera de sincretismo, se ha fusionado con rituales y creencias indígenas y africanas propias del Caribe, dándole el colorido que hoy conocemos.

 

 

En este sentido la Cruz de Mayo representa la fertilidad de la tierra, la lluvia recibida y el alimento del campo. Es también una fiesta de plegarias, peticiones y ofrendas; de agradecimiento a la protección, a la salud y a los favores recibidos. La cruz es adorada como símbolo de la fe cristiana que representa la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, una metáfora del ciclo de siembra y recolección de las cosechas.

 

 

La Tradición del Velorio de la Cruz de Mayo figura en el Registro del Patrimonio Cultural Venezolano con una declaratoria de patrimonio inmaterial. Aquí el link donde puedes leer más sobre esta manifestación http://rpc-venezuela.gob.ve/rpc/portal/index.php?op=100&id=6831.


 

La devoción a San Juan Bautista, se ubica en Venezuela desde la Colonia, … “ligado a (…) esclavos traídos de la costa occidental de África y (…) las Antillas” (Suarez, Bethencourt, 1994), para trabajar en haciendas ubicadas principalmente en las zonas norte costeras del país; el calendario católico europeo, fue impuesto en las vidas de aquellos seres esclavizados.

 

 

En medio de una vida sometida a la esclavitud nace la devoción a San Juan, siendo una adopción y adaptación por organizaciones denominadas cofradías, cuyos miembros en principio, se congregaban siguiendo los preceptos impuestos por los invasores; alcanzando con el tiempo matices propios; un complejo tejido cultural-devocional-ritual, consolidando así otras formas de interpretar y expresar la vida, en función del santo.

 

 

Para leer más sobre esta devoción visita http://rpc-venezuela.gob.ve/rpc/portal/index.php?op=100&id=30977

 

 

Tras la celebración de la Cruz y la bienvenida a San Juan, los devotos pudieron degustar un sancocho preparado por los mismo trabajadores del IPC junto con un rico papelón con limón y dulces tradicionales.

 

Felices, emocionados y asombrados, fueron las palabras que utilizaron los integrantes de la orquesta Dimensión Latina para manifestar su emoción por el anuncio que hizo el presidente de la República, Nicolás Maduro de declarar a la agrupación salsera Patrimonio Cultural de la Nación. “De verdad que yo creo que todavía no salgo de la impresión que nos causó como actuó el Presidente con nosotros, no esperábamos eso, y es un honor, y es un gusto”, manifestó emocionado César Monge, conocido como “Albóndiga”, director musical y trombonista de la banda que el próximo 15 de marzo cumplirá 45 años de fundada.

Burra 3

 

Prensa MPPC (22/10/2016).- Llegar a la Plaza Bolívar de Caracas y encontrarse con las burras y burriquitas del país causa, sin duda alguna, un destello en la mirada. Este 21 de octubre, desde muy temprano, los colectivos de todo el país, de esta manifestación popular, se congregaron para participar en la entrega de la declaratoria y certificación como Bien de Interés Cultural, que le otorgaría el ente rector en el área, el Instituto de Patrimonio Cultural de la Nación (IPC) horas más tarde.

 

Durante los preparativos, los fotógrafos no dejaban de disparar sus flashes para poder congelar el momento de alegría. Hombres, mujeres, niños, niñas y jóvenes esperaban el inicio del recorrido que los llevaría a los alrededores del Panteón Nacional, donde los esperaban las autoridades encargadas de efectuar la entrega de los documentos.

Mientras llegaba la hora de la salida, las pruebas de los instrumentos musicales resonaban y animaban el ambiente. Todos se arreglaban el vestuario, algunos bailaban y los padres de los niños no dejaban de admirarlos con una sonrisa que solo se podía traducir en orgullo.

 

Recorrido

 

El reloj marcó las 10:30 de la mañana y la música, que retumbó en los oídos de todos los presentes, fue la señal para que los colectivos comenzaran la andanza. Al compás de la canción más representativa de la manifestación, más de 500 burriquitas comenzaron sus bailes. Mientras caminaban, giraban, hacían piruetas, arreaban a las burras y se acercaban a la gente para contagiarlos de su júbilo.

 

Los transeúntes sabían que estaban presenciando un acto cultural y con teléfono en mano no dejaban de capturar la fiesta. Parecía que nadie sabía de qué trataba el evento, pero las trompetas, los timbales, las charrascas y los trajes llamativos avisaban que las burriquitas iban a tomar las calles más próximas.

 

Burras 5

 

Algunas personas se ubicaban en las aceras, otras escoltaban el recorrido, pero lo cierto es que todas movían, aunque sea, una parte de su cuerpo al son de la música. Cerca del edificio Lander, entre Torre y Veroes, alguien comenzó a aplaudir y no pasó un segundo, para que todos iniciaran el choque de las palmas al ritmo de la parranda.

 

Nadie se detenía, el sol inclemente no los detuvo. “Nosotros estamos acostumbrados a esto”, dijo una señora de mucha edad cuando nos vio agitando las manos para echarnos aire.

 

La caminata llegó a la Avenida Urdaneta y el paso de los homenajeados fluyó sin mayor conflicto. Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y de la Policía Nacional Bolivariana detuvieron la circulación de los carros y motos; las luces de los semáforos cambiaban: rojo, verde, amarillo, se repitió el ciclo un par de veces y aún faltaban burriquitas por cruzar.

 

Burriquita 1

 

 

 

A partir de ahí, la marcha fue constante. En el trayecto había puntos de hidratación para que quienes quisieran repusieran energías. Mientras tanto, las trompetas lideraban las parrandas, más de cinco grupos musicales amenizaron el recorrido. “Me gusta negra como camina, de medio lado, mi negra fina”, esa fue la estrofa que más se repetía.

 

De esta manera, llegaron a las afueras del Panteón Nacional. La fiesta de colores pintó los alrededores del recinto y nadie parecía cansado. Todos bailaban al ritmo de la música y por unos 20 minutos aproximadamente, mientras se daba inicio a los actos formales, las ruedas de burriquitas le daban alegría al lugar.

 

Burra 2

 

La multiplicidad de los vestidos le dieron dinamismo a la actividad. Las faldas de colores, algunas floreadas y otras con la bandera de Venezuela, sobresalían cuando de admirar los trajes se trataba. También, causaban curiosidad los cachetes y bocas pintadas con colores intensos; las clinejas largas y los sobreros adornados eran otro punto de atracción.

 

Entrega de la declaratoria y de las certificaciones

 

El acto protocolar estuvo presidido por autoridades del IPC y representantes de los 51 colectivos de burras y burriquitas del país. Entre ellos, estuvo el presidente del IPC, Omar Vielma; la gerente general de IPC, Dinora Cruz; el secretario para la identidad caraqueña del gobierno de Distrito Capital, Jandel mendoza; y el presidente de la Red de Burras y Burriquitas de Venezuela, Carlos Marrón.

 

Además, en un lugar privilegiado estuvieron los maestros de tradición quienes también recibieron la certificación de inscripción en el registro de Patrimonio Cultural de la Nación.

 

Organizados los colectivos en forma de herradura y por orden alfabético según el estado que representaban, el evento comenzó con la entonación de las notas del Gloria al Bravo Pueblo.

 

Vielma, en su discurso, se mostró orgulloso por lo que estaba sucediendo. “Siento un privilegio y un orgullo de ser venezolano y de poder estar aquí acompañando esta experiencia porque el IPC no hizo otra cosa que ponerse al servicio de estos colectivos para que esto fuese posible”, rescató.

 

Vice

 

Primero, realizó la entrega del documento de la declaratoria oficial de la manifestación popular como bien cultural en manos de los maestros de tradición y luego, adjudicó las certificaciones individuales. Fueron, en total, 46 los colectivos agasajados de más de doce estados del país (Apure, Aragua, Barinas, Carabobo, Delta Amacuro, Caracas, Lara, Mérida, Miranda, Nueva Esparta, Vargas, Yaracuy), 14 actas para cultoras y cultores fallecidos y 110 para representantes vivos.

 

De esta manera, a las 2:30 de la tarde, la actividad llegó a su fin, con la música de fondo que nunca dejó de sonar y con las sonrisas plasmadas en las caras de aquellos que, por más de cinco años de arduo trabajo, nunca dejaron de creer en la posibilidad de convertirse en Patrimonio Cultural de Venezuela.  T/ Prensa MPPC.-

Prensa MPPC (18/10/2016).- El Instituto del Patrimonio Cultural (IPC) celebra esta semana sus 22 años de fundación, con actividades culturales, patrimoniales, deportivas, educativas recreativas, tanto en su sede principal ubicada en Caracas, como en las oficinas regionales, informó el presidente de la institución, Omar Vielma.

 

Las actividades comenzaron este lunes 17 de octubre con una misa que se celebró en la Villa Santa Inés, en Caño Amarillo, Caracas, sede del IPC, oficiada por el sacerdote Numa Molina.

 

En la antigua Casona presidencial, también se efectuarán el miércoles 19 de octubre actividades educativas y recreativas para los niños y las niñas de Caño Amarillo, Catia y 23 de Enero. Ello será en la Ludoteca Comunitaria La Zaranda, con sede en el instituto.

 

Las actividades finalizarán el viernes 21 de octubre con la entrega de declaratoria y certificación de la manifestación popular de las burras y burriquitas. El acto será en los alrededores del Panteón Nacional, Caracas, y contará con la participación de burras, burriquitas y pollinos de varios estados.

 

22 años protegiendo el Patrimonio

 

El Instituto del Patrimonio Cultural fue creado por la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural.

 

Con la llegada de la Revolución Bolivariana, que comienza en Venezuela una verdadera revolución en materia del Patrimonio Cultural, se reconoce la importancia de preservar el Patrimonio Cultural en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 y bajo este lineamiento marco en el Plan de la Patria 2013-2019 se hace el reforzamiento de la importancia de la gestión del patrimonio cultural de la República, recordó Vielma.

 

Antes de la Revolución, la protección y preservación del Patrimonio Cultural estuvo circunscrita -única y exclusivamente- a los elementos que constituyen el patrimonio material.

 

Es a partir del año 2004, bajo las líneas políticas del Comandante Eterno, Hugo Chávez, que este instituto inició el reconocimiento de todas las manifestaciones culturales características y significativas para la identidad cultural de la nación, a través del I Censo del Patrimonio Cultural Venezolano.

 

Así arrancó la gran tarea de identificar con la participación de las comunidades, todas aquellas expresiones de la inmaterialidad, individuos portadores de saberes tradicionales, además de aquellos bienes que más allá de su monumentalidad tenían un gran significado para las comunidades y eran reconocidos como parte de su patrimonio cultural local, rememoró Vielma.

 

Gracias a este cambio de visión es cuando el IPC dio un salto cualitativo y cuantitativo, incrementando de 11 mil bienes identificados antes del 2004, a superar los 120 mil bienes de interés cultural declarados.

 

En Revolución se han impulsado las Declaratorias del Cuatro, del Joropo tradicional venezolano en su diversidad, Celebración a la Cruz de Mayo y el Tamunague, la trayectoria, obra y objetos de Armando Reverón, entre otras.

 

En el ámbito internacional, la Revolución Bolivariana también ha impulsado las Declaratorias de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de los Diablos Danzantes de Corpus Christi de Venezuela en el 2012; la Parranda de San Pedro en 2013 y la tradición oral del pueblo Mapoyo en 2014, todo ello con el apoyo del Centro de la Diversidad Cultural.

 

Luchando contra el tráfico ilícito

 

El IPC también ha venido trabajando en la protección del Patrimonio Cultural de las acciones referidas a la sustracción y comercialización de bienes culturales de forma ilegal. Es así como en 2004 impulsó la creación del Comité Técnico Venezolano de lucha contra el Tráfico Ilícito de Bienes Culturales, tomando en consideración el tráfico de bienes culturales está ubicado en el tercer lugar de casos de tráficos a escala mundial.

 

Entre los logros alcanzados por este Comité se encuentra el retorno de la Odalisca de pantalón rojo, pintura de Henri Matisse que se encuentra de nuevo bajo la custodia de la Fundación Museos Nacionales.

 

También figura la retención en el Aeropuerto de Maiquetía Simón Bolívar, de 57 piezas arqueológicas originales de Costa Rica que tenían como destino los Estados Unidos. La carencia de la permisología requerida para trasladar este tipo de bienes bastó para detener el movimiento ilegal de una de las colecciones más importantes del patrimonio costarricense.

 

Este Comité logró en mayo de este año detener la subasta de un trozo del Pendón de Pizarro. Esta pieza fue entregada al Libertador Simón Bolívar en 1826, por el General Carlos Soublette. Se desconoce cuándo y cómo salió del país.

 

El Instituto del Patrimonio Cultural (IPC) está reactivando los mecanismos diplomáticos para el regreso de la Piedra Kueka, roca que forma parte del elemento más importantes en la simbología y la identidad del pueblo pemón.

 

Declaratorias con el pueblo

 

Uno de los mayores logros del IPC en Revolución es que las mayorías de las declaratorias que ha llevado a cabo han nacido al calor del pueblo, es decir ha sido el propio poder popular quienes han hecho la propuesta.

 

Es el caso de la declaratoria realizada en diciembre de 2015 de Bien de Interés Cultural del país de la papa nativa y de la declaratoria de Bien de Interés Cultural de la sierra del estado Falcón en julio de este año.

 

El pasado 10 de octubre el IPC lanzó el Registro Nacional de Patrimonio Cultural de los Pueblos y Comunidades Indígenas, registro que fue posible gracias a la participación de cuatro pueblos indígenas, de los 42 existente en el país: Chaima, Yabarana y Anú.

 

“El Instituto del Patrimonio Cultural ha venido colocándose de cara a lo comunitario, porque al instituto le toca ser el rector del patrimonio cultural de la nación. el tema patrimonial hay que verlo no coyunturalmente sino políticamente, porque desde allí se están construyendo los imaginarios y la moral de un país.”, expresó Vielma. T/ Prensa MPPC.-

El uso de certificados de exportación formato UNESCO, identidad gráfica y otros elementos, fueron analizados y discutidos ayer miércoles por los integrantes del Comité Técnico Venezolano de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Bienes Culturales en el primer encuentro de 2016 realizado en la Villa Santa Inés, sede del Instituto del Patrimonio Cultural (IPC) en Caracas.

 

En la reunión fueron considerados distintos mecanismos de defensa que fomentan la protección de aquellos bienes materiales, ya sean obras artísticas, piezas arqueológicas o fotografías, que integran el patrimonio cultural venezolano, también las políticas en control de aduanas así como el registro y actualización de un inventario de piezas patrimoniales.

 

De igual forma, los procesos que podrían ser adoptados por la instancia, creada para la defensa del tráfico ilícito de bienes culturales, así como la emisión de certificados electrónicos, que garanticen la legal circulación de estos objetos por el territorio nacional.

 

“Debemos defender el patrimonio cultural, y todos los elementos que lo conforman, porque es la identidad de un pueblo, la que se pierde. Es por ello, que este comité tiene como principal objetivo emitir y difundir los mecanismos y procesos que sean pertinentes, para la protección de la identidad nacional”, comentó Omar Vielma, presidente del IPC, refiriéndose a la necesidad de trabajar en pro de la conservación del patrimonio cultural.

 

 Agregó que “el comité y cada uno de los entes que lo conforman, deben enlazar fuerzas y compromisos por evitar este tipo de actos ilícitos, que no solo amenaza la identidad sino los valores culturales que nos caracterizan” expresó Vielma, al vincular las funciones de los distintos organismos que conforman este comité.

 

En la reunión participaron funcionarios del Servicio Nacional de Aduanas (Seniat), Procuraduría de la República, Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), Fundación de Museos Nacionales (FMN), Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Biblioteca Nacional, Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC),  Ministerio Público, Ministerio de Pueblos Indígenas y el Instituto del Patrimonio Cultural.

 

Finalmente se tomaron en cuenta cada una de las observaciones para el desarrollo y mejoramiento de los mecanismos de defensa, que fueron desarrollados para el manejo y vigilancia, de aquellos objetos culturales, que muchas veces transitan por el territorio nacional e internacional de forma ilegal.

 

T/Geraldine Valor

F/Eduardo Pérez

Página 1 de 2

Avenida principal de Caño Amarillo, Villa Santa Inés, Código Postal 1010. Caracas - Venezuela. Instituto de Patrimonio Cultural

Teléfonos: 58 212 482.53.37 - Fax: 58 212 482.96.95 - Correo: ipc@ipc.gob.ve